• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Pirotecnia medioambiental en Chile

Pirotecnia medioambiental en Chile

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

El gran anuncio del plan de descarbonización planteado por el gobierno la primera semana de junio del 2019 ha sido resaltado por todos sus integrantes como "histórico", donde se indica el cierre de 8 plantas termoeléctricas a carbón ( de las 28 existentes en Chile ), las cuales por lo demás hace ya bastante tiempo estaban obsoletas y 2 de las mismas cierran a partir de una negociación para la apertura de una nueva.
La fecha de cierre total anunciada para el año 2040 en ningún caso va a cumplir con el compromiso internacional adquirido por Chile para el cierre del 2030, no para el 2040 ni al 2050, donde dicho compromiso implicaba una reducción del 30% de las emisiones de los gases efecto invernadero, es decir, el CO2 que producen las centrales termoeléctricas. Al calcular que se están eliminando 8 termoeléctricas al 2024, es imposible que dicho compromiso se pueda cumplir.
Respecto al año 2019 se proyecta el cierre de dos termoeléctricas de la empresa francesa ENGIE, cada una de dichas termoeléctricas genera 85 MW de potencia, quiere decir que junio del año 2019 van a salir 170 MW, pues bien, el 28 de mayo la misma empresa ENGIE inició la actividad de una nueva termoeléctrica de 375 MW, al realizar un simple cálculo de cuánto se elimina de CO2 y cuánto se agrega, efectivamente no existe una reducción sino un incremento de 205 MW con su respectiva carga de CO2 al medio ambiente; donde el daño medioambiental no se reduce, todo lo contrario, se incrementa. Por tanto nuevamente el rimbonbamte anuncio realizado por el gobierno queda reducido a un mero cuento chino o como es ya costumbre otro volador de luces distractivo, es decir, "pirotecnia climática".
Tocopilla y Mejillones es una de las tantas zonas de sacrificio en Chile, donde existen 4 termoeléctricas, las dos que se eliminan este año de 85 MW y las otras dos de más de 135 MW ( sumadas las 4 dan cerca de 400 MW ), el gobierno promete sacar esas cuatro termoléctricas, dos este año y las otras dos al 2024, pero lo que no dice es que con la incorporación de la nueva planta de Mejillones del fabricante francés ENGIE, lo único que reduciría son 60 MW y ello posterior al 2024, donde por lo demás Tocopilla y Mejillones seguirían siendo zona de sacrificio por 30 o 40 años más.
Hoy se podrá decir que la nueva planta de ENGIE en Mejillones es mucho más moderna, pero seamos claros, las termoeléctricas podrán ser muy modernas pero en todas partes se sabe que es una energía que está obsoleta, emite mucho CO2, el 90% de emisiones de CO2 que emite Chile provienen de la industria de la energía y esa energía en Chile está totalizada en un 40% por las termoeléctricas.
Extrañamente tambien cabe destacar que este nuevo anuncio de descarbonización nada dice de Quintero y Puchuncaví, más aún sabiendo que ya tienen una resolución por parte de la Corte Suprema que solicita una serie de medidas que tiene que cumplir el gobierno en un plazo de un año. Para el gobierno al parecer dicha resolución pasa a ser un mero manifiesto, ya que el poder no tiene poder, nadie es capaz de transformar la realidad, el gobierno tiene plena conciencia de aquello; nadie eligió al actual gobierno para descarbonizar el país ni para que Chile contribuyera al fin del cambio climático.
Este anuncio es parte de un hito que posee el gobierno para aparecer en la prensa mundial que es la COP25 y se está haciendo un traje a la medida para parecer, porque vivimos en un mundo donde las cosas son lo que parecen no lo que son.


© 2018 - Tecnovintage