• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Otra vez la llave abierta en Isla Guarello

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El sábado 27 de julio de 2019 se reportó un derrame de 40.000 litros de petróleo diésel a las aguas cercanas al terminal de la isla Guarello en la región de Magallanes.

La isla Guarello​ está situada en el océano Pacífico en la zona austral de Chile, al norte de Puerto Natales. Forma parte del archipiélago Madre de Dios. Tiene importancia porque en ella se encuentra el mineral de piedra caliza que extrae la Compañía de Acero del Pacífico

El hecho se produjo en el terminal de la Corporación Siderúrgica Huachipato, filial de la Compañía de Aceros del Pacífico, CAP, instalada en la zona, a poco más de 500 kilómetros al noroeste de Punta Arenas.

“Es una situación extremadamente grave pensando en lo prístinas de las aguas en que se ha producido esta emergencia medioambiental. Hay que pensar que la zona es en extremo de difícil acceso y que es un área de gran riqueza de mamíferos marinos, como ballenas y delfines, los que podrían verse seriamente afectados en su hábitat ya que al salir a la superficie para respirar se podrían encontrar con esta capa de petróleo”, dijo Matías Asun, director nacional de Greenpeace en Chile.

Greenpeace aclaró que el primer impacto en un derrame de petróleo es que genera una película sobre el agua que impide la entrada de luz, lo que afecta de manera directa los ecosistemas marinos.

También se produce una contaminación severa, ya que los contaminantes del petróleo son altamente tóxicos. Y, a lo largo plazo, daña el sistema reproductivo y de alimentación de especies y otros organismos marinos en el lugar donde existen las aguas más prístinas del mundo.


 
Coronel nuevamente en la mira.

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

La comuna de Coronel se ha transformado hace ya mucho tiempo en una de las zonas más intervenidas industrialmente y contaminadas de la región del Biobío y el país. Es una denominada "zona de sacrificio" ambiental. Coronel se encuentra en un estado crítico por el grado de infraestructura industrial y las actividades contaminantes que se encuentran a escasos kilómetros o incluso a metros de la viviendas de sus habitantes. La industria minera del carbón, las plantaciones forestales, la reducción de peces para harina y el negocio termoeléctrico son algunas de las actividades que se han instalado y han ido contaminado progresivamente la zona. Poblaciones emblemáticas como La Colonia se han quedado rodeadas entre vertederos clandestinos y centrales termoeléctricas descomunales, así como sufriendo procesos de erradicación.
El año 2006 Coronel junto a otras zona del Gran concepción fue declarada como Zona Latente por material particulado respirable MP10 y luego como zona saturada por material particulado fino respirable MP 2.5 en 2015. Así también el año 2014 los peritajes realizados por la PDI detectaron metales pesados en suelos y techos de Coronel y Lota muy por sobre la norma.
El análisis de las muestras de suelo, realizado por el Centro Nacional de Medio Ambiente el año 2017, reveló altas concentraciones de metales pesados en Coronel: plomo, níquel, vanadio, mercurio y manganeso. Dicho estudio fue realizado por un equipo de ingenieros ambientales de la Universidad de Chile. El equipo fue encabezado por el toxicólogo y presidente del Departamento de Medio Ambiente del Colegio Médico, Andrei Tchernitchin, y consistió en la toma de 23 muestras de suelo, las que fueron analizadas posteriormente en el laboratorio de Química Ambiental del Centro Nacional de Medio Ambiente (CNMA).
En agosto de 2014 había sido rechazado el recurso de protección presentado por la Confederación de Pescadores Artesanales contra Endesa y las termoeléctricas Bocamina I y Bocamina II, en el cual se presentó el informe PDI que confirmó la presencia de metales pesados en altas en “concentraciones sobrepasan los límites máximos establecidos en la norma ambiental, de mercurio y vanadio en un 21% y 274%; en el caso de Bocamina II con las mayores concentraciones de arsénico, cromo, cinc, mercurio, plomo y vanadio”, se argumenta en el fallo. Esto para las comunas Lota y Coronel.
En ese entonces el Seremi de medio ambiente, Richard Vargas (DC), dijo no estar al tanto de los detalles, pero indicó que cualquier medición que se haga es complementaria a la que ya tomó la autoridad, en referencia al estudio encargado hace unos meses por la Seremi de medio ambiente con 98 muestras. De esta manera se sigue evidenciando la fuerte defensa institucional que desde el gobierno se ejerce para que las empresas contaminantes continúen acumulando ganancias en detrimento de la población, su salud, tierra y soberanía.
Hoy volvemos nuevamente a conocer nuevos hechos preocupantes en la Zona de Sacrificio de Coronel, ello tras el estudio realizado por el laboratorio VitaClinic a 102 alumnos, profesores y apoderados de la escuela Rosa Mendel donde se detectó la presencia de metales pesados en el torrente sanguíneo de 14 niños de entre cuatro y 13 años y de siete adultos; los afectados tienen mercurio, cadmio, antimonio, plomo y aluminio por sobre los niveles normales, según la investigación.
La escuela Rosa Mendel se encuentra ubicada entre las termoeléctricas Bocamina de Endesa y Santa María de Colbún.
Cabe considerar que en el reciente anuncio de descarbonización del país no hubo pronunciamiento alguno del cierre de las plantas termoeléctricas existentes en Coronel.
Al día de hoy ya existen diversos estudios y análisis serios de problemas medioambientales existentes en la zona de Coronel como así también el conjunto de impacto medioambiental es considerable ya que no existe compensación alguna que aminore el daño existente, es decir, existe una descompensación total en el sector, partiendo desde el ámbito forestal, siguiendo con la devastación marítima en sus recursos naturales y terminando con el daño y polución al aire y suelos.
Este conglomerado de daño medioambiental en medio de la ciudad de Coronel es un claro indicio que en el corto plazo podría terminar en otro evento similar al de Quintero y Ventanas. Es difícil de entender que el Estado se encuentre a la espera de dicho evento para tener que reaccionar, transgrediendo nuevamente lo que ha denunciado recientemente la Corte Suprema, los derechos y la protección a la salud pública y la protección del medio ambiente.


Pirotecnia medioambiental en Chile

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado

El gran anuncio del plan de descarbonización planteado por el gobierno la primera semana de junio del 2019 ha sido resaltado por todos sus integrantes como "histórico", donde se indica el cierre de 8 plantas termoeléctricas a carbón ( de las 28 existentes en Chile ), las cuales por lo demás hace ya bastante tiempo estaban obsoletas y 2 de las mismas cierran a partir de una negociación para la apertura de una nueva.
La fecha de cierre total anunciada para el año 2040 en ningún caso va a cumplir con el compromiso internacional adquirido por Chile para el cierre del 2030, no para el 2040 ni al 2050, donde dicho compromiso implicaba una reducción del 30% de las emisiones de los gases efecto invernadero, es decir, el CO2 que producen las centrales termoeléctricas. Al calcular que se están eliminando 8 termoeléctricas al 2024, es imposible que dicho compromiso se pueda cumplir.
Respecto al año 2019 se proyecta el cierre de dos termoeléctricas de la empresa francesa ENGIE, cada una de dichas termoeléctricas genera 85 MW de potencia, quiere decir que junio del año 2019 van a salir 170 MW, pues bien, el 28 de mayo la misma empresa ENGIE inició la actividad de una nueva termoeléctrica de 375 MW, al realizar un simple cálculo de cuánto se elimina de CO2 y cuánto se agrega, efectivamente no existe una reducción sino un incremento de 205 MW con su respectiva carga de CO2 al medio ambiente; donde el daño medioambiental no se reduce, todo lo contrario, se incrementa. Por tanto nuevamente el rimbonbamte anuncio realizado por el gobierno queda reducido a un mero cuento chino o como es ya costumbre otro volador de luces distractivo, es decir, "pirotecnia climática".
Tocopilla y Mejillones es una de las tantas zonas de sacrificio en Chile, donde existen 4 termoeléctricas, las dos que se eliminan este año de 85 MW y las otras dos de más de 135 MW ( sumadas las 4 dan cerca de 400 MW ), el gobierno promete sacar esas cuatro termoléctricas, dos este año y las otras dos al 2024, pero lo que no dice es que con la incorporación de la nueva planta de Mejillones del fabricante francés ENGIE, lo único que reduciría son 60 MW y ello posterior al 2024, donde por lo demás Tocopilla y Mejillones seguirían siendo zona de sacrificio por 30 o 40 años más.
Hoy se podrá decir que la nueva planta de ENGIE en Mejillones es mucho más moderna, pero seamos claros, las termoeléctricas podrán ser muy modernas pero en todas partes se sabe que es una energía que está obsoleta, emite mucho CO2, el 90% de emisiones de CO2 que emite Chile provienen de la industria de la energía y esa energía en Chile está totalizada en un 40% por las termoeléctricas.
Extrañamente tambien cabe destacar que este nuevo anuncio de descarbonización nada dice de Quintero y Puchuncaví, más aún sabiendo que ya tienen una resolución por parte de la Corte Suprema que solicita una serie de medidas que tiene que cumplir el gobierno en un plazo de un año. Para el gobierno al parecer dicha resolución pasa a ser un mero manifiesto, ya que el poder no tiene poder, nadie es capaz de transformar la realidad, el gobierno tiene plena conciencia de aquello; nadie eligió al actual gobierno para descarbonizar el país ni para que Chile contribuyera al fin del cambio climático.
Este anuncio es parte de un hito que posee el gobierno para aparecer en la prensa mundial que es la COP25 y se está haciendo un traje a la medida para parecer, porque vivimos en un mundo donde las cosas son lo que parecen no lo que son.


© 2018 - Tecnovintage