• Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Sequía o saqueo.

Sequía o saqueo.

Ratio: 4 / 5

Inicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio activadoInicio desactivado
 

El título hace referencia a la frase mencionada en diversas entrevistas y discursos por Rodrigo Mundaca, ingeniero agrónomo y secretario general del Movimiento de Defensa por el acceso al Agua, la Tierra y la Protección del Medioambiente (Modatima), quien recibió el domingo 22 de septiembre el Premio Internacional de Derechos Humanos de Nuremberg, por su lucha a favor del libre acceso al agua potable.

El Premio Internacional de Derechos Humanos de Núremberg (en alemán: Internationaler Nürnberger Menschenrechtspreis) es un premio alemán que se entrega en la ciudad de Núremberg como reconocimiento a las personas que hayan desarrollado una actividad notable en defensa de los derechos humanos en distintos lugares del mundo, pero particularmente a ciudadanos de países en donde la lucha por estos derechos significa asumir riesgos, represalias y persecución política.

Como siempre ocurre, este importante reconocimiento no fue muy difundido en los medios locales.

Naciones Unidas el 28 de Julio del 2010 decretó el acceso al agua y su saneamiento como un derecho humano esencial e irrenunciable. Hoy día existe toda una jurisprudencia internacional que sostiene precisamente que el agua es un derecho humano esencial y básico siendo base para el cumplimiento de los demás derechos.

Hoy día satisfacer la demanda de agua de la población, garantizar el acceso y la disponibilidad de agua constituye un elemento indispensable para preservar la vida de las comunidades y poblaciones, pero no solamente la vida humana, sino también la vida de los vegetales, el funcionamiento de los ecosistemas, el desarrollo de las economías locales. El 90% de la composición del ser humano es agua, del agua dependen las funciones fisiológicas más importantes del cuerpo humano; por tanto el acceso al agua es un derecho humano de primera generación.

Chile tiene ciertas particularidades en torno a este tema, y dichas particularidades tienen relación con que Chile hoy día es el único país del mundo que tiene privatizadas sus fuentes de agua y también la gestión de las aguas. Existe un elemento muy importante que tiene que ver con la constitución política del 80 fraguada en dictadura, donde existe un artículo, el artículo 19 numeral 24 inciso 11 y final que sostiene literal “Los derechos de los particulares sobre las aguas reconocidos o constituidos en conformidad de la ley, otorgaran a sus titulares la propiedad sobre ellos”. Es decir hoy en día constitucionalmente se encuentra consagrada la propiedad privada del agua en la norma jurídica que se superpone con respecto a todo y a reglón seguido, el código de aguas del año 81 es un dispositivo teórico institucional que también es fraguado en dictadura, se encarga precisamente de normar el uso de las aguas; separa las aguas del dominio de la tierra, dice que las aguas son un bien nacional de uso público pero también un bien económico, le concede la prerrogativa al Estado de ser el Estado quien conceda un derecho de aprovechamiento de las aguas de forma gratuita y perpetua a los particulares quienes amparados en las garantías constitucionales del artículo 19 numeral 24 inciso 11 incorporan ese derecho de aprovechamiento  de las aguas a su patrimonio ya que es un derecho real sobre el cual hacen uso, goce y usufructo.

Por ejemplo, en la provincia de Petorca hoy día un litro por segundo tiene un valor nominal aproximado de 14 millones de pesos, en la región de Atacama el litro por segundo tiene un valor nominal de 30 millones de pesos y en la región de Antofagasta el mismo litro por segundo tiene un valor nominal de 50 millones de pesos. Así también el código de aguas del año 81 tiene una cuarta derivada que tiene que ver con los derechos de aprovechamiento de aguas de uso consultivos y de uso no consultivos; la diferencia entre ambas categorías de derecho es que unos se consumen y otros no se consumen. En el caso de los derechos de aprovechamiento de aguas de uso consultivo, las estimaciones sostienen que aproximadamente un 77% a un 80% de estos derechos se encuentran en manos del sector agrícola; aproximadamente un 7% a un 9% en manos del sector minero ( en la realidad es más ) y la diferencia o lo que queda se divide entre el sector industrial y el sector sanitario. Y en el caso del aprovechamiento de aguas de uso no consultivo del país, que son los que se utilizan a la generación de hidroelectricidad hasta el año 2004 Endesa España era propietaria del 90% de dichos derechos, en dicho año hay un reordenamiento de los capitales y hoy en día la compañía italiana Enel es propietaria del 81% de los derechos de aprovechamiento de aguas de uso no consultivo del país.

Con todo lo anterior, Chile no tiene soberanía sobre el bien natural más indispensable para la vida de las personas.

Chile, independiente a tener privatizada la propiedad de las aguas, así también tiene privatizada la gestión de las aguas, esto se inicia el año 95 con el mensaje presidencial formulado por Eduardo Frei Ruiz Tagle quien señala dar un 100% de cobertura de agua potable a las ciudades, un 100% de alcantarillado y luego aumentar la cobertura del agua potable en el mundo rural y aumentar el tratamiento de aguas servidas. El año 98 se cambia el régimen jurídico de las empresas sanitarias, se privatizan las sanitarias en dicho año en adelante, conservando un 35% como propiedad pública, luego el año 2004 libera por completo la propiedad pública a las empresas sanitarias y hoy día Aguas Andinas es propiedad de Aguas Barcelona y su controlador es el Grupo Suez, en Valparaíso la empresa Esval que provee el agua en la región es de propiedad de la administradora de pensiones de Ontario Canadá, quienes por lo demás son dueños de Las Aguas del Valle de la 4° región y de Essbio quien suministra de agua potable la 6° y 7° región. Es decir hoy día el modelo privado de aguas que existen en materia de fuentes de agua y en materia de gestión de las aguas son de propiedad mayoritariamente extranjera.

La privatización de las aguas tiene la condición de que hoy día en el país 7 de 10 ciudades donde se cobran las tarifas más altas de agua potable de américa latina, 7 son chilenas. Empresas sanitarias como Essal por ejemplo entre el año 2013 y 2018 tuvo utilidades superiores a 71.000 millones de pesos y las multas que le han aplicado a esa empresa sanitaria  por vertimientos sucesivos de aguas servidas en cuerpos de agua como la bahía de Ancud por ejemplo, no han excedido el 2% de las utilidades netas obtenidas, es decir el negocio de las sanitarias en el país da cuenta de un maridage absoluto entre un porcentaje probablemente minoritario pero muy destacado de la  casta política y de los negocios asociados precisamente a la provisión de agua potable.

Con respecto al agua y la provincia de Petorca en particular hay tres elementos que son distintivos de la crisis que en dicho territorio existe, uno que tiene que ver con las prácticas impropias que se han desarrollado en la provincia de Petorca a propósito de la apropiación indebida del agua, particularmente del agua que se utiliza para regadío, en cultivos extensivos de palta; un segundo elemento tiene que ver con el sobre otorgamiento de las cuencas, es decir, con la entrega de más derechos de aprovechamientos de aguas que el agua realmente disponible en las cuencas y un tercer elemento tiene que ver con la ausencia absoluta de la institucionalidad pública que vele por el buen uso de las aguas. En la provincia de Petorca más del 90% de la superficie cultivada son paltas hass, cuyas razas botánicas son de origen guatemaltecos, mejicanas y antillanas; su sólo origen infiere la cantidad de agua que requiere un árbol tropical de esta naturaleza. En la provincia de Petorca el modelo de producción de paltas que existe, el 50% aproximadamente de toda la superficie plantada se encuentra en suelos que no tienen aptitud de cultivo, es decir, en suelos de cerros que agronómicamente no tienen aptitud de cultivo. Este es un modelo de producción de alimentos basado en el monocultivo, uso intensivo y racional de bienes naturales finitos de suelo y agua y sobre quimización de bienes de cultivo, agregando además sobre otorgamiento de derechos de agua, ausencia de institucionalidad y prácticas impropias en las cajas de los ríos. Por todo lo anterior lo que hay en la provincia de Petorca no es sequía sino saqueo, porque si hubiera sequía ésta sería pareja, para todo el pueblo, para toda la población, sin embargo sólo al ver el paisaje de la región se observan cerros completamente verdes, donde se desmontó toda la flora y fauna nativa y se introdujo una especie exótica que demanda enormes cantidades de agua, paltos fundamentalmente en grandes extensiones de terreno, en suelos sin aptitud agrícola y donde se ha hecho un uso completamente impropio de bienes naturales finitos como son el suelo y el agua, provocando que en la provincia de Petorca aproximadamente el 70% de la población de Petorca dependa de camiones aljibes.

En relación a lo anterior hay un tema más general aún; la fundación Amulen hizo un estudio sobre la problemática del agua y que fue publicada parte de este estudio en junio del 2019 en el periódico La Tercera, donde dicho estudio señala que hoy en día existen aproximadamente 380.000 viviendas rurales que no tienen acceso a agua potable ( más de 1 millón de personas ), dicho estudio menciona que 8 de 10 recolectores de agua del mundo rural son mujeres, así también sostiene que los últimos cinco años el Estado de Chile se ha gastado 150.000 millones de pesos comprando agua dulce y arrendando camiones aljibes para satisfacer la demanda de agua dulce de una población que hoy día se encuentra privada de agua; la interpelación y pregunta que cabe y corresponde es ¿ Porqué el Estado de Chile y porqué quienes han mal administrado el Estado de Chile no han tenido el coraje para recuperar el agua ? ¿ No han tenido el coraje para ser del agua un bien público y su acceso como un derecho humano ?

En Chile las bases de la desigualdad tiene que ver con la apropiación de los bienes naturales comunes; al analizar el decreto ley forestal 701 que fue fraguado en dictadura en 1974, hipotéticamente para construir una industria forestal para el país, pero inicialmente ese decreto ley se hizo a expensas de más de 2 millones de hectáreas de asentamientos mapuches que fueron enajenados y que finalmente se benefició fundamentalmente tres grupos económicos, el Grupo Cruzat, el Grupo Matte y el Grupo Angelini.  El grupo Cruzat desaparece en la década de los 80 con la crisis del momento, pero hoy día el Grupo Matte tiene más de 800.000 hectáreas de pinos y eucaliptus, el Grupo Angelini tiene aproximadamente 1.500.000 hectáreas de pinos y eucaliptus en el sur, que en conjunto han generado una crisis ambiental tremenda impactando particularmente a los territorios del Wallmapu.

A propósito de las aguas, hoy día en el origen de las fortunas de muchos importantes políticos y empresarios es también en el origen de dichas fortunas la privatización de las aguas. Hay un texto bastante interesante de Juan Pablo Orrego que se titula “Entropía del capitalismo”, y en ese texto se sostiene que las bases de la desigualdad en el país tiene que ver con la apropiación de los bienes capitales comunes. Por tanto la pregunta es  ¿ Porqué este modelo de producción agrícola se ha desarrollado de esta manera ? ¿ Porqué hoy en día la palta es considerada el oro verde ? Porque objetivamente genera enormes utilidades para sus tenedores, pero también genera enormes utilidades para aquellos políticos y empresarios que se apropiaron del agua y que se apropiaron de la tierra; pero lo hicieron de forma completamente impropia pero también aprovechándose de esta institucionalidad que fraguada en dictadura no ha sido modificada durante tanto tiempo.

En la provincia de Petorca las estimaciones sostienen que en la última temporada se exportaron más de 27 millones de kilos de paltas. Chile después de Méjico y Estados Unidos es el principal productor de paltas a nivel mundial. La temporada 2017-2018 Chile tuvo un volumen total de producción de 260.000 toneladas de paltas de los cuales el 70% ha tenido destinos fundamentalmente a mercados norteamericanos, europeos y China también; por tanto, es un negocio bastante importante para un segmento pequeño de la población que produce paltas con estos volúmenes.

Lo anteriormente mencionado también da cuenta que en Chile hoy día en materia agrícola existen dos modelos de producción agrícola, una agricultura fuerte, desarrollada tecnológicamente, con acceso a la banca y que orienta fundamental y preferentemente su producción hacia los mercados de exportación y más de 240.000 familias campesinas que producen 1/3 de todos los alimentos que consumimos. Al hablar de la privación de aguas de nuestras comunidades, también esa privación de agua quienes más lo han resentido son los sistemas comunitarios de agua rural, los así llamados APR, pero también los campesinos; entonces la problemática del agua tiene una abordaje que es multi dimensional, multi criterial y los efectos también son múltiples, es decir, no sólo tiene que ver con la privación de aguas de nuestras comunidades, sino que además tiene que ver con la destrucción del identitario territorial, con la destrucción del identitario cultural y también con la destrucción del identitario campesino. Sería bueno preguntarse ante lo anterior, ¿ Qué pasaría si en el país desaparecieran todos los campesinos ?. Entonces ¿ Quién produciría alimentos para el consumo interno si los campesinos desaparecen del país ?. Porque hoy día se privilegian los modelos orientados hacia un mercado de exportación, que es el modelo que le gusta al actual Ministro de Agricultura Antonio Walker; ese modelo del cual se ufanan permanentemente, de la apertura de los mercados en China, para las cerezas, los cítricos, etc., se ha hecho a expensas de la violación de los derechos humanos del agua.

Es bueno saber que el actual gobierno de Piñera posee un “gabinete hídrico” dentro de la Moneda, donde hay ministros que tienen derechos de aprovechamiento de agua; el ministro que actualmente tiene más derechos de aprovechamiento de aguas en el gobierno de Piñera es Antonio Walker, basándose en la información del portal info probidad, declaración de patrimonio e intereses y catastro público de aguas. El ministro de agricultura tiene más de 29.000 litros por segundo, quien por lo demás interviene en el debate público, envía cartas a los medios de Copesa exigiendo certeza jurídica que el bien del agua no se puede tocar. Con lo anterior otra pregunta que cabe es ¿ Qué interés defiende el Ministro de Agricultura ? ¿ Defiende el interés privado o el interés común ?.

Cuando el ministro va a China para participar en la apertura del mercado para las cerezas, para las peras, para las manzanas ¿ Cuáles son los intereses comerciales que tiene el ministro antes de ser ministro de agricultura ?. Ya que él fue presidente de Fedefruta, pero también fue productor de peras y manzanas en la séptima región. 

Entonces hoy día tenemos un clivaje del punto de vista político, empresarial y económico asociado a la privatización de las aguas, asociado a la privatización de los bienes naturales comunes que impide la recuperación de los bienes naturales comunes para el pueblo sencillo y para el pueblo pobre.

El principal problema ecológico que tiene la agricultura hoy día es la erosión de suelos producto del emplazamiento de especies exóticas en suelos que no tienen aptitudes de cultivo.

Soluciones posibles para esta mal llamada “sequía” y bien denominada “saqueo” sería, limitar el cultivo de especies exóticas en suelos que no tienen aptitudes de cultivo, en especial en los cerros, reordenar las cuencas del país, ya que de las 101 cuencas que existen en el país 80% de las cuencas se encuentran sobre otorgadas, en un plano mucho más general hay que derogar el artículo constitucional  19 numeral 24 que consagra la propiedad privada de las aguas, hay que formular una ley popular de aguas donde el pueblo pueda intervenir en la formulación de esta ley y hay que conformar una nueva institucionalidad hídrica, no la actual; porque la institucionalidad hídrica que hemos tenido desde el año 90 en adelante es cómplice de este modelo de lucro, usura y exclusión que existe con las aguas. No pueden dar como explicación que hoy día no tenemos suficientes fiscalizadores para ver qué pasa in situ en aquellas cuencas donde roban agua y como no hay suficientes fiscalizadores simple y llanamente el Estado se transforma en un mero comentarista de lo que sucede en los territorios, ello es completamente impropio, porque finalmente deja librado a las comunidades la resolución de los problemas.

No son pocos los futuristas que mencionan que las próximas guerras serán por el agua. Hoy día esa batalla del agua en el país se encuentra completamente desplegada, pero el sentido común indica que el agua debería estar al arbitrio de la vida y no al arbitrio del modelo de despojo que hoy día existe en todos los territorios.


© 2018 - Tecnovintage